Miel de Caña

La miel de caña es un gran sustituto de la miel de abejas, y así podremos dejar de usar a estos animalillos que viven explotados por el hombre, a los que no solo dañamos directamente, si no que encima va con tortura, como acostumbra el ser humano. Si queréis saber más de sobre las abejas y la miel, pinchad aquí

Miel de caña, totalmente vegetal, que sustituye en todos los sentidos a la miel de abejas,  podemos utilizarla en cualquier sitio donde utilizaríamos la miel de abejas, sin tener que explotar a ningún animal. Una maravilla!

Os doy la alternativa a la miel. Tiene la misma textura, dulce, melosa, pero vegetal, salida de la caña de azúcar. Es un alimento muy completo y rico en principios nutritivos fácilmente asimilables como la glucosa, sacarosa, proteínas, sales cálcicas, sales férricas, vitamina B y otros minerales.

Es un delicioso postre. Puede tomarse con tostadas, frituras, frutas ácidas, yogures, refrescos, batidos, etc.
En la repostería industrial se utiliza para darle más jugosidad y finura a la masa así como un sabor de novedad gastronómica.
En la repostería casera se utiliza para hacer bizcochos, tortas, maíz acaramelado, galletas, etc.

Vamos, en lo que se os ocurra que pueda llevar miel.

Yo la pongo en la leche de soja, cuando tengo la garganta irritada… Y por supuesto, en mi receta de Empanadillas de manzana, que colgaré en breve.

Fuente: http://www.mieldelatorre.com

¿Porqué no comer miel de abejas?

Es fácil pensar que la miel de abejas es sanísima, y que no hay ninguna alternativa a ella, nos la venden por todas partes, que si el propólio, que si para el constipado con un vaso de leche calentita, que si descongestiona, sus valores nutricionales, que además, está muy rica! Pero hay que pensar siempre más allá y en el dolor que causamos con nuestros actos. Es fácil que sin información todos caigamos en la rutina de “lo que está bien, lo que es normal, lo que se ha hecho toda la vida” Pero llega un momento en el que la información está por todas partes y hasta te la encuentras donde menos lo esperas.
Nunca le oirás decir esto a tu médico, no lo esperes, en medicina no miran por los animales, les enseñan “sota, caballo y rey” y si les preguntas te dirán (la mayor parte de ellos, no les voy a meter a todos en el mismo saco) que estás loca. Gracias que hay algunos que van aprendiendo las cosas nuevas y no se quedan estancados en lo que aprendieron en su carrera y se quedan ahí.

Vamos a explicar las consecuencias de consumir miel de abejas. Y como yo no lo explicaría mejor, os voy a poner un artículo en el que se explica bastante bien. Al que le importen los animales, la esclavitud, el maltrato, las consecuencias medioambientales etc… le interesará.

Abeja

Ahí va:

La apicultura en España:

España es el país comunitario con un mayor censo de colmenas, según los datos del año 2004 había  2.464.601 colonias y 4.476 apicultoras profesionales, que supone el 21,2 % del total de la población de abejas explotadas por humanas en Europa.

La producción de miel tiene un valor de 61.520.000 EUR, que representa el 0,44% del valor de la producción ganadera del país. En España la miel se comercializa preferentemente para su consumo directo como miel de mesa.

La esclavitud de las abejas

El hecho es que las abejas están esclavizadas. El motivo para oponerse a esta esclavización es el expresado por Alicia Walker, para quien: “LOS ANIMALES DEL MUNDO EXISTEN POR SUS PROPIAS RAZONES. NO FUERON CREADOS PARA LOS SERES HUMANOS COMO TAMPOCO LO FUERON LOS NEGROS PARA LOS BLANCOS O LAS MUJERES PARA LOS HOMBRES”. Lo que sigue es una mirada específica de cómo las abejas son explotadas por el hombre. Observa que ésto sigue exactamente el mismo patrón de la explotación animal que probablemente te es familiar.

Es importante darse cuenta de quién está criando las abejas. Puedes tener una imagen en tu mente de un hombre (aunque el 5% de apicultores de los EE.UU son mujeres) con algunas colmenas en su patio trasero. Mientras que ésa no es, de hecho, la imagen apropiada de la mayoría de los apicultores, la mayoría de la miel viene de fábricas apicultoras a tiempo completo. La sucesora de la reina es seleccionada por un humano -en vez de por la misma reina- la que es inseminada artificialmente. Las reinas pueden vivir hasta cinco años, pero la mayoría de los apicultores comerciales las sustituyen cada dos años, y a menudo, anualmente. Sustituir es un eufemismo para expresar que se mata a la antigua reina.

Los apicultores de los patios traseros también matan regularmente a sus reinas. Esto se hace por diversas razones, pero principalmente para ejercer el control sobre la colmena. Por ejemplo, se hace para prevenir la salida en enjambre, la agresión, infestaciones por ácaros y para guardar la producción de la miel al máximo. Las reinas vienen de proveedores comerciales de reinas. La imagen es, centenares de reinas con algunas crías de abejas en jaulas individuales, que esperan para ser transportadas alrededor del país. El recorrido puede ser áspero para las reinas: según Eric Mussen, apicultor, “UNA VEZ EN LA OFICINA DE CORREOS O EN EL DEPÓSITO DE ENVÍO, CASI CUALQUIER COSA PUEDE PASAR.  LAS REINAS PUEDEN SER CALENTADAS EXCESIVAMENTE, ENFRIADAS, DEJADAS AL SOL DURANTE HORAS (DESECADAS), GOLPEADAS EN LOS COMPARTIMIENTOS DE EQUIPAJE Y EXPUESTAS A LOS INSECTICIDAS. A MENUDO, LA OFICINA DE CORREOS NO PUEDE CONTACTAR CON EL CLIENTE CUANDO LLEGAN LAS REINAS Y PUEDEN ESTAR EN EL ALMACÉN DURANTE DÍAS. ES SORPRENDENTE QUE LAS REINAS LLEGUEN ENTERAS CON ÉSTE TRATAMIENTO”. Algunas abejas incluso consiguen viajar  por todo el país en camiones  o en trailers tipo plataforma. Finalmente, las colonias (colmenas) rutinariamente se parten por la mitad según lo que desee el encargado, no según los designios de la reina.

Al manipular las abejas, la mayoría de los apicultores utilizan un ahumador, para mantener control y para prevenir algunas picaduras. El humo consigue que las abejas traguen miel, lo que las calma. El humo probablemente también enmascara la alarma de feromonas que las abejas guardianas lanzan y evita que la colonia entera se agite. Durante el invierno ponen a un ratón protector sobre la entrada de la colmena. Generalmente, las abejas arrastran a sus muertos fuera de la colmena, pero el ratón protector evita a menudo que esto suceda. Advierten los apicultores: “ES ÚTIL QUITAR CUALQUIER AMONTONAMIENTO DE ABEJAS MUERTAS DETRÁS DEL RATÓN PROTECTOR UNA O DOS VECES DURANTE EL INVIERNO”.

Como se puede ver, no hay respeto por la vida de las abejas. En los EE.UU, el 10% o 20% de las colonias se pierden durante el invierno. En parte por accidente y en parte a propósito. Algunos apicultores matan sus colmenas antes del invierno. Esta práctica puede tener un sentido económico. Desafortunadamente, no es el pequeño apicultor quien lo hace, sino las industrias de apicultores, así que millares de millones de abejas mueren. También, en el proceso de levantar la colmena y coger la miel, algunas abejas son aplastadas por los marcos o pisadas. Las abejas que pican al encargado para defender su hogar también mueren. Si combinan a dos colonias, matan a la reina de la colonia más débil. Para poder quitar fácilmente la miel del panal, éste se calienta a menudo antes del retiro de la miel.

Robando la miel, su comida

En palabras del Consejo Nacional de Miel (National Honey Borrad-NHB), la “miel es “manufacturada” en una de las fábricas más eficientes del mundo, la colmena. Las abejas pueden viajar hasta  88.500 km y visitar más de dos millones de flores para recolectar bastante néctar para hacer apenas 450 grms de miel”(NHB). Las abejas recolectan el polen y el néctar de las flores en sacos. La miel se almacena en la colmena como alimento para el otoño. A veces hacen más miel de la que podrán comer, pero los apicultores no les quitan solamente lo que les sobra. Según James E. Tew, un especialista de la extensión en apicultura en la Universidad del Estado de Ohio en Wooster, “LOS APICULTORES COMERCIALES EXTRAEN CON FRECUENCIA TODA LA MIEL QUE LES SERVIRÍA PARA EL OTOÑO Y DESPUÉS LAS ALIMENTAN CON JARABE DE AZÚCAR O JARABE DE MAÍZ EN CANTIDADES BASTANTE GRANDES PARA PROPORCIONAR TODO EL ALIMENTO DEL OTOÑO QUE LAS ABEJAS NECESITARÍAN”. El hurto de toda la miel para el otoño es simplemente la forma más evidente de explotación. Las abejas también se alimentan a menudo en otoño para prepararse para el invierno y en primavera, y a comienzos de verano, para asegurar que la colmena tenga un buen comienzo.

Los apicultores hacen que las abejas comiencen a trabajar antes de lo que ellas normalmente lo harían. El azúcar con el que las alimentan en otoño se convierte en miel, incluso si un apicultor dice que sus abejas sobreviven el invierno con su propia miel, mucha de esa miel pudo haber venido simplemente de bolsas llenas de agua de azúcar. Una colmena en el Reino Unido utiliza por lo menos 8 kilogramos de azúcar cada año.  En los EE.UU, pueden utilizar 12 kilos. La miel es mucho más completa que el azúcar: contiene cantidades muy pequeñas de grasas, de proteínas, de vitaminas y de minerales, necesarios para que las abejas aguanten durante el frío invierno. No agua de azúcar.

Otra cosa a tener presente es la historia de la apicultura. Las abejas son únicas, en el sentido de que no están domesticadas, a pesar de llevar una relación muy larga con los seres humanos. A lo largo de la historia humana, la miel fue recolectada en colmenas salvajes. La apicultura comenzó hace solamente 10.000 años. Las abejas fueron encerradas en troncos, cestas colgantes y botes, todos puestos horizontalmente en el suelo. También se encerraban en los árboles de los bosques y en contenedores colgando de árboles. Eventualmente en Europa y en Asia se probaron los envases verticales. En la naturaleza, las abejas construyen panales que cuelgan y todo es inmóvil. En las colmenas de barra, las abejas construyen sus panales en una barra de madera, de manera que los panales individuales se pueden quitar levantando individualmente las barras. Los panales conservan su forma natural de U en el fondo. No fue hasta 1851 que la moderna colmena de Langstroth fue inventada. En este caso, los panales ocupan marcos enteros (como una pantalla de ventana) y son rectangulares. Esto hace que las colmenas se puedan amontonar, y puesto que los marcos son de tamaño universal, pueden ser intercambiados entre las colmenas y ser preparados por los seres humanos. Esto permite manipularlos cómodamente y que la reina no ponga huevos donde el apicultor quiere que la miel se almacene. Los marcos adicionales se pueden agregar si hace falta para aumentar la producción de miel. Es innecesario decir que la colmena de Langstroth fue acogida muy rápidamente (para aumentar la producción, y con ello el enriquecimiento del productor) y es la colmena preferida hoy en día. La nueva tecnología permite incluso mayor eficacia en la  extracción de miel. Si un apicultor le dice que siguen utilizando solamente métodos antiguos, éstos solamente tienen 100 años y son radicalmente diferentes de los métodos que existieron durante milenios. Tampoco tienen nada en común con los métodos no occidentales de la apicultura, que acentúan humildad, respeto y que verdaderamente son parte de la naturaleza.

Paneles de abejas apicultores

Los apicultores negarán que sean los dueños de esclavos a quien roban sus productos. Te dirán que están trabajando con las abejas para ayudarles a alcanzar su máxima capacidad, lo cual es muy difícil de medir en la producción de miel. Además de ser horriblemente paternalístico, la perspectiva del apicultor tiene poco sentido.  Bajo condiciones naturales, si la colmena produjera un exceso, se dividirían en dos colonias y no habría ninguna pérdida. No obstante, es importante ver a los apicultores como aliados potenciales.  Están a menudo más enterados de las preocupaciones ambientales que la demás gente y podrían cuidar de verdad a sus abejas.  Algunos cambios simples en sus actitudes probablemente harían su comportamiento más aceptable para los veganos (coger SOLO lo que le sobra a la colmena), aunque realizar esos cambios no es cosa fácil para alguien que se enriquece a costa de ello. Haría falta que dejasen de verse a ellos mismos como apicultores. Si cuidasen de verdad a sus abejas, ¿porque les roban su comida? ¿Si les ayudan a alcanzar su máxima capacidad, porqué es luego para quedársela ellos y venderla? ¿Porque tantas abejas muertas con sus técnicas? Sus argumentos se caen por todas partes.

Los “productos” de la colmena

Las abejas tragan el néctar recolectado, lo regurgitan, le agregan enzimas, lo mastican, se lo tragan y repiten esta operación muchas veces. No es una imagen bonita. Los apicultores se ponen muy a la defensiva en éste aspecto. Uno me dijo que la “MIEL NO ERA UN VÓMITO. LA REGURGITACIÓN ES UN PROCESO DIGESTIVO”. Bien, lo llames como lo llames ellas se lo tragan y luego lo escupen. Lo digieren parcialmente, así que no veo cómo no se le puede llamar proceso digestivo. Él se exaltó diciéndome: “SI USTED TIENE ALGÚN PROBLEMA CON LOS PROCESOS DE LA NATURALEZA QUIZÁS DEBERÍA PERMANECER FUERA DE ELLA”. El fondo es que los apicultores se molestan al mencionar cómo se hace la miel, porque es algo que la gente raramente se detiene a pensar, y muchas veces le resultaría desagradable. El método de producción de miel no se utiliza como herramienta para comercializarla.

Miel:

Es un fluido dulce y viscoso producido por las abejas a partir del néctar de las flores o de secreciones de partes vivas de plantas o de excreciones de insectos chupadores de plantas. Las abejas lo recogen, transforman y combinan con la enzima invertasa que contiene la saliva de las abejas y lo almacenan en los panales donde madura. Además la miel es una secreción que fue consumida anteriormente por estas.

Para atontar a las abejas y coger su alimento se utilizan ahumadores, que llenan de humo toda la colmena, provocando desorientación y algunas muertes, y se sacan los panales, desarmando la estructura de la colmena (su casa) y aplastando abejas en el proceso.

Polen:

Es el elemento fecundante masculino de las flores. Su intervención es vital en la alimentación de las abejas. Con él preparan una papilla, en cuya composición entran además de la miel, agua, néctar y la saliva. Esta papilla sirve de alimento a las larvas durante cierto período de su desarrollo. Las abejas utilizan el polen para alimentar a la larva los tres últimos días antes de hacerse pupa, y también para nutrir a las abejas jóvenes.

El polen se recoge de las patas de las obreras antes de que éstas lo introduzcan en la colmena. Para ello se coloca bloqueando la entrada un utensilio que tiene una rejilla a través de la cual tienen que pasar las obreras para entrar en la colmena, y al hacerlo los granos de polen se les caen de las patas, – muchas veces se les rompen las patas – pasando a un recipiente donde se acumula para recogerlo posteriormente.

Propóleo:

Es una sustancia que obtienen las abejas de las yemas de los árboles y que luego procesan en la colmena, convirtiéndola en un potente antibiótico con el que cubren las paredes de la colmena, con el fin de combatir las bacterias, virus y hongos que puedan afectarla. Para obtenerlo se produce la rotura de la colmena, y la desprotección antibiótica natural con que la habían dotado.

Jalea real:

Es una sustancia segregada por las glándulas hipofaríngeas de la cabeza de abejas obreras jóvenes, de entre 5 y 15 días, que mezclan con secreciones estomacales y que sirve de alimento a todas las larvas durante los primeros tres días de vida. El método de producción de jalea real consiste en engañar a las abejas con celdas reales artificiales. Para conseguir este fin se elaboran varillas que contienen cupulitas que sirven de simuladores de celdas reales. En estas cúpulas se colocan larvas extraídas de celdas de abejas obreras que sirven de cebo para que las abejas las alimenten con jalea real. Estas varillas se ubican en marcos jaleros que se introducen en las colmenas.

La tarea de transferencia consiste en extraer de las celdillas del panal las larvas con una aguja y trasladarlas hasta las cupulitas. La larva se encuentra en la celda sobre una gota de jalea real encorvada en forma de U. Hay que sacarla con la aguja tomándola y depositarla en la cupulita, para que la larva quede sobre la gota de ceben. Luego se introducen las varillas en las colmenas. Este proceso conlleva manipulación, con la consiguiente probabilidad de muerte de las larvas y las abejas adultas implicadas en el proceso.

Alergias:

VenenoLa apitoxina es el veneno secretado por las obreras de varias especies de abejas, que lo emplean como medio de defensa contra predadores y para el combate entre abejas. Es necesaria la muerte de la abeja para su extracción.

Cera: Se obtiene dentro de los panales de cera que las abejas construyen en el interior de sus colmenas. Esto implica la rotura de sus casas (colmenas).

Se utiliza para hacer velas, para encerar maderas, papel, telas y pieles como el cuero, como conservante e impermeabilizante, y por ello, desde la construcción de una cerilla, hasta la de un cartucho o munición en la industria militar. Es utilizada como material dieléctrico (no conduce la electricidad) en virtud de que es aislante. En cosmética, en forma de cremas o de ungüentos y como depilatorio.

Alternativas al consumo de productos de la apicultura:

Panela líquida, panela disuelta en agua, jarabe de maíz, sirope de arce, sirope de maíz, sirope de arroz, sirope de ágave, melaza, miel de caña…

Algunos datos más….

¿Son inteligentes las abejas?

Existen evidencias de que lo son. La gente ha estado estudiando el comportamiento de las abejas desde hace centenares de años y con razón. Actúan de maneras que sugieren inteligencia, como en el siguiente experimento: dos grupos de abejas de la misma colmena fueron acostumbradas a dos fuentes de alimento, una en la orilla de un lago y la otra en el centro del lago. Cuando el valor nutritivo fue aumentado en ambos sitios, ambos grupos de abejas bailaron en la colmena para comunicar al resto de las abejas donde conseguir buen alimento. Las abejas que miraban la danza, salían y comían en la orilla. Quizás las abejas que miraban el baile del lago, pensaban: “¿FLORES EN EL CENTRO DE UN LAGO? NO PUEDE SER…” y muy pocas abejas volaron hacia el lago. En este punto, quizás pienses que esas abejas no deseaban volar hacia un lago. Bien, los investigadores decidieron probar otra vez el experimento y movieron el alimentador del lago cerca de la orilla opuesta (aunque todavía estaba rodeado por agua). Esta vez, las abejas parecían haber pensado que la fuente de alimento estaba en un punto más razonable y, siguiendo la danza del lago, volaron en cantidades hacia ambos alimentadores.

¿Qué pasa con el dolor?

Los veganos no juzgan a las especies basándose en su inteligencia. Si fuera aceptable comer a alguien porque es tonto, muchos seres humanos estarían en apuros. El punto de inflexión es otro: el sentir dolor. Las abejas son animales con un extenso sistema nervioso capaz de transmitir señales del dolor. Y a diferencia del caso de las plantas, el dolor que nosotros conocemos sería una característica evolutiva muy útil ya que las abejas pueden moverse para evitarlo. El dolor, por motivos evolutivos, debe ser una sensación desagradable, pues si no, no serviría de nada. Sin importar si las abejas son conscientes del dolor o no, éste existe, y ellas están dotadas de un sistema nervioso capaz de sentirlo.

Espero que al menos, os haya hecho reflexionar, sobre de dónde viene ese bote de color dorado que casi todos tienen en su despensa todo el año…

Os doy mi alternativa, miel de caña, maravillosa!

Fuentes: http://www.haztevegetariano.com

http://www.acabemosconelespecismo.com/miel/

Semillas de sésamo tostadas

A petición de Montse, una compañera de fatigas, subo este post, sobre el sésamo, en concreto sobre las semillas de sésamo tostado, más salubre que el sésamo natural.

Semillas de sésamo, salud en granitos.

Expliquemos porqué:

A las semillas de sésamo, cuando son tostadas, se les deja reposar en humedad durante un largo periodo de tiempo. De ahí, logran sacar un delicioso aroma e importantes propiedades nutricionales y calidad impecable. Al ser tostadas, quedan libres de colesterol, por lo que se convierten en un producto muy sano y nutritivo en los tiempos que vivimos.

Las semillas de sésamo, incorporan a tu organismo importantes beneficios. Vamos a ver algunos de ellos:

Calcio:

Tiene gran cantidad de calcio, es muy recomendado a las personas con fibromialgia, osteoporosis, etc, ya que contiene más calcio que la leche (mito que nos lleva siempre al equivoco de que la leche tiene mucho calcio, cuando las espinacas las superan con creces: 100 ml de leche = 120 mg calcio; 100 mg de espinacas = 210 mg de calcio, no hay más que decir, pero la industria ganadera, tiene mucho poder… Ya hablaremos de ello en otro post) El calcio también te ayudará con las contracturas musculares y la coagulación de la sangre.

Zinc:

Una mujer necesita al menos 8 mg de zinc diarios y un hombre 11 mg, las semillas tostadas contienes 5 mg, así que puedes ser una ayuda importante a la hora de conseguir el zinc diario necesario que tan importante es. El zinc permite que el sistema inmunológico funcione correctamente, que la digestión se haga sin problemas, y es el encargado de la producción de insulina, que es la hormona que regula nuestro azúcar en sangre, un mal control de insulina en sangre y podríamos tener diabetes.

Una curiosidad: Las mujeres de la antigua Babilonia comían halva, una mezcla de miel y semillas de sésamo, para prolongar su juventud y belleza; y los soldados de Roma hacían lo mismo para aumentar su fortaleza y energía 😉 

Fibra:

Importantísima para que nuestro transito intestinal funcione correctamente, la fibra es vital en nuestro organismo, previene el estreñimiento por supuesto. El sésamo tostado contiene una alta cantidad de fibra.

Selenio:

El encargado de mantener nuestro hígado en perfectas condiciones y regular las hormonas tiroideas, necesitas al menos 55 mg de selenio al día.

Aquí os dejo una tablita, un poco más explicativa, para que veáis todo por porcentajes:

Nutriente Por cada 100g
Calcio 131mg
Hierro 7.78mg
Magnesio 346mg
Fósforo 774mg
Potasio 406mg
Sodio 588mg
Zinc 10.23mg
Cobre 1.457mg
Manganeso 1.427mg
Selenio 0.0344mg

Espero haberos ayudado a conocer un nuevo ingrediente, que podéis usar de múltiples formas: espolvoreado en vuestros guisos, en vuestras ensaladas, yogures, postres…etc…en cualquier plato donde le fuerais a poner una especia, ponerle un puñadito de sésamo. Ganareis en salud, seguro!

 

Fuente: http://otramedicina.imujer.com/2011/03/06/propiedades-del-sesamo-tostado

 

 

Empanadillas veganas

La maravilla de las maravillas, no tener que amasar y amasar, cada vez que queramos hacer unas simples empanadillas… Por casualidad encontré esta maravilla en ¡el pueblo! y no las encuentro en ningún sitio más 😦 Espero que vosotros tengáis más suerte, os las pongo para que sepáis que existen las empanadillas sin manteca de cerdo y que es posible encontrarlas en algún super! Son más baratas que las de La Cocinera, en relación tamaño y cantidad, y son más especiales, con su harinilla, y su textura… Tenéis que probarlas!

Los ingredientes se ven bien si pincháis sobre la foto.

Pronto colgaré una receta maravillosa de empanadillas de manzana, es para chuparse los dedos!

Las únicas empanadillas veganas que he encontrado....por ahora!

Las únicas empanadillas veganas que he encontrado….por ahora!

Tahini

El tahini está hecho con semillas de sésamo, es muy nutritivo, tiene proteínas y es una gran fuente de Calcio, fibra, Hierro y Zinc (mineral que participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, e incluso previene la impotencia masculina), es anti-oxidante y anti-cáncer; además de un montón de cosas más que me eternizaría en enumerar. El resumen es, que es algo muy sano y bueno para tener en nuestras despensas, no es una mayonesa. Es mucho más, la salsa sana que siempre hemos estado esperando. Una salsa que hecha con un yogur de soja, es tremenda. Si nos acostumbramos a, cuando tenemos ese antojazo de mojar algo en salsa, coger el tahini de yogur  nos estaremos metiendo salud al cuerpo.  Os recomiendo tenerlo siempre a mano, tan fácil de hacer y tan sano, que no puedo ponerle ninguna pega. Acordaros de quitarle el germen de dentro al ajo, para que no os repita después, y usar siempre ajos frescos, para darle más frescura al plato.

¡Ojo! Si se os ocurre meter el dedo en el tarro del tahini que os venderán en el herbolario, el que es color marrón intenso…a lo mejor arrugáis el hocico del sabor! A mi me pareció malísimo de lo fuerte que era!! Pero hecho con los ingredientes que os pongo, con yogur, aceite, ajo y limón, está rico rico :)

Os pongo una foto del último que compré, para que veáis el aspecto que tiene el bote. En herbolarios, 5 eurillos.

Un tipo de tahini que podréis encontrar en herbolarios.

Un tipo de tahini que podréis encontrar en herbolarios, en concreto, este es blanco. 

Si queréis por supuesto, también podéis hacerlo vosotros mismos. Pronto subiré la receta!

Arroz integral

El arroz integral es un ingrediente esencial en la despensa de los vegetarianos/veganos. Tiene mucho más valor nutritivo que el blanco ya que contiene el salvado que le quitan al arroz normal, y éste contiene mucha fibra, vitaminas B1, B2, B3, vitamina D, hierro, magnesio, calcio y potasio, nutrientes que pierde el arroz blanco al quitarle al molerlo para quitarle el salvado.

También conserva el germen que tiene proteínas y ácidos grasos y elementos que influyen en la hipertensión y más enfermedades. También contiene ácido fólico.

El sabor es bueno, no afecta a los platos, la única diferencia que es digna de mención, es que necesita mucha más cocción que el arroz blanco, que solo precisa de 20 min. El integral, estará perfecto en más o menos 40 min, dependiendo del fabricante.

También se pone rancio antes que el blanco, así que deberemos estar pendientes de la fecha de caducidad del envase, pero es larga, así que nada preocupante.

Algo más caro que el blanco, pero tampoco mucho más, así que por la cantidad de diferencia en salud que nos aporta, ciertamente, merece la pena hacer un cambio en la despensa.